Expedición

Texto: Roberto Aguirrezabala

Expedición es un proyecto fotográfico que experimenta con la intervención de la luz artificial en la construcción de un nuevo paisaje modificado. Utiliza una escenografía portátil para configurar una narrativa latente, a través de la cual nos adentramos en el recorrido imaginario de una expedición de alpinistas.

Escenografía portátil

Expedición utiliza una escenografía portátil, ligera, que permite su traslado y además un rápido montaje y desmontaje. Una escenografía para actuar, para narrar. Un entorno inhóspito acoge a las tres tiendas que muestran una aparente habitabilidad. En ningún momento vemos rastros de personas o acción humana alguna. Las imágenes obtenidas hablan de espacios vacíos que simulan estar habitados. La luz naranja que proyectan las tiendas crea habitabilidad allí donde aparentemente no existe. No hay ningún elemento que hable de personas. Tan solo algunas huellas en la nieve, en el barro y sobre la tierra. Es como si el lugar estuviera ocupado por numerosos alpinistas que no podemos ver.

He fotografiado un grupo de tres tiendas técnicas de expedición en diferentes localizaciones de alta montaña. Las tiendas están fotografiadas en momentos de baja luminosidad ambiental, en la noche, en el ocaso y en días de niebla con tormenta, cuando el entorno comienza a desdibujarse, pero sin llegar a desaparecer en la oscuridad. Cada tienda está iluminada desde el interior. De este modo se perciben como bombillas irradiando luz en medio de la solitaria montaña. El entorno sigue visible tenuemente, acentuándose la luminosidad de las tiendas.

El color es un elemento muy significativo en este proyecto. Al igual que en otros proyectos míos anteriores, los colores primarios tienen una fuerte presencia en las imágenes. En mis fotografías los colores intensos como el rojo, el verde o el naranja se presentan en los elementos principales de la composición, creando niveles progresivos de saturación de color. De este modo, un ambiente de baja variación cromática acoge elementos de gran saturación. Las tiendas naranjas parecen estar en paisajes monocromos de blanco y negro, debido a las condiciones bajas de luminosidad y una luz ambiente difusa.

Narración latente

A través de las distintas ubicaciones de las tiendas se traza un recorrido imaginario de un grupo de alpinistas por la montaña. Imaginamos que una expedición, que transcurre en off, está recorriendo varios escenarios de montaña. No vemos a los montañeros, no compartimos sus problemas ni sus victorias, no sentimos sus miedos, no podemos ser testigos de sus logros, ni vemos en ningún momento hollar la cumbre. Pero sabemos que todo eso está ocurriendo, sabemos que están ahí, fuera del encuadre, fuera de la fotografía. Tan sólo podemos ver sus tiendas montadas en grupo. Es como si hubieran abandonado el campamento antes de la ascensión a la cumbre, dejando una presencia ausente de gran intensidad. Notamos que están ahí, pero no podemos verles. Se crea una fuerte tensión que se intensifica con la grandiosidad de los lugares y la extraña irradiación artificial de las tiendas de campaña.

Habitualmente, en la gran mayoría de mis proyectos la acción principal transcurre en off, fuera de campo. Me interesa centrar la atención sobre los elementos que se encuentran en el límite de la acción, en el borde justo de los hechos narrados. Esto hace que las imágenes que construyo requieran de una actitud muy activa por parte del espectador para completar la acción y en definitiva para interpretar la imagen.

La acción fotográfica

Al igual que en otros proyectos anteriores como Antes de la noche o En la niebla, el proceso de trabajo que he seguido para abordar Expedición ha tenido un carácter escenográfico y performático, Por un lado se reconstruye una escenografía itinerante en diferentes lugares, con el fin de interpretar una historia a través de diversos fragmentos narrativos, para trazar un hilo ficcional y transversal a todas las imágenes. Al mismo tiempo y de forma paralela a esta ficción, ocurre una acción real, la acción de subir la montaña transportando el material, montar el campamento a modo de escenario, iluminarlo, hacer las fotografías, desmontar las tiendas y posteriormente bajar la montaña. Esta acción de lo fotográfico realmente ha existido antes y después de cada toma, aunque sólo veamos el instante intermedio. Toda esta acción queda en los márgenes del encuadre, en off, donde acaba el papel fotográfico, pero al mismo tiempo trata de ganar su propia presencia en la imagen.

Ficha técnica

Año de realización la obra:
2010 - 2011

Producción:
Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (Beca de creación artística del Gobierno Vasco, 2010).

Nº de piezas de la serie:
11 fotografías.

Técnica:
Impresiones Lambda sobre Dibond enmarcadas en vitrina.

Medidas:
126 x 168 cm. (Cada fotografía).

Obras:
Ver galería de obras